Vehículos autónomos en el mundo de la logística

Los vehículos autónomos también están a tu alcance.

Los vehículos guiados automatizados o AVG (automated guided vehicle en inglés) son herramientas imprescindibles en la transformación comercial e industrial actual. Pero, ¿son para mí? ¿qué hay que considerar?

Soluciones óptimas para la movimentación autónoma de mercancías y tareas colaborativas en el almacén.

¿Qué es exactamente un vehículo guiado automatizado?

Un vehículo guiado automatizado o AVG es un vehículo eléctrico sin conductor

En una planta, centro de distribución, almacén o fábrica se utilizan para transportar mercancías. Puedes programar su ruta y destino de un modo muy sencillo.

Para ser considerado un vehículo guiado automatizado debe cumplir las siguientes características:

  1. Conducción completamente autónoma: sin la intervención de un operador involucrado en la conducción o transporte de material con AGV. (La presencia no es necesaria). 
  2. Advertencia de colisión: el vehículo tiene que ser ‘inteligente’, tener hardware y software para detectar colisiones y evitarlas.
  3. Navegación: un AGV puede navegar a través de la instalación por su cuenta.

Ruta: los AGV pueden seguir las rutas establecidas por los operadores, así como elegir el destino al que transportan las mercancías.

¿Para qué sirven los vehículos autónomos?

No pierdas de vista que la gestión automática de mercancías tiene importancia por sí misma por la seguridad, productividad y fiabilidad que aporta a la hora de estandarizar procesos repetitivos

Además, combinada con otros procesos de gestión, por ejemplo un sistema de gestión de inventario, su impacto se magnifica y beneficia toda la cadena de valor.

¿Dónde se utilizan los vehículos autónomos?

A medida que el coste de implementación cae, aumenta la adopción de los vehículos autónomos o AGV.

Los AGV aparecieron en centros de fabricación, almacenamiento y distribución, pero hoy en día esta tecnología se está aplicando en muchas otras industrias como:

  • Alimentación
  • Salud
  • Agricultura
  • Venta minorista
  • Mensajería
  • Limpieza
  • Industria farmacéutica

En época de confinamiento, podemos destacar que los vehículos autónomos ayudaron a reducir las posibilidades de contaminación.La versatilidad de estos vehículos permite integrarlos en procesos que interactúan con puertas rápidas, cambio de carga en sistemas de transporte o cambios de nivel (con o sin montacargas).

¿Cómo funcionan los vehículos autónomos?

Los operadores definen las rutas a seguir de los AGVs. Actualmente estos parámetros los puede modificar el operador de un modo muy sencillo sin depender del programador.

Los AGV identifican estas rutas con láseres, imanes, sensores ópticos o sistemas de visión de cámara.

Mientras haya indicadores, el vehículo autónomo sigue la ruta y llega a su destino.

Ventajas de los vehículos autónomos

¿Qué ventajas tienen los AGVs respecto a la gestión humana del almacén?

  1. Eliminación de errores
    Casi una cuarta parte del tiempo de inactividad no planificado en las fábricas se debe a errores humanos. Los vehículos guiados automatizados eliminan los errores humanos en la manipulación de inventario.
  2. Mayor seguridad
    El hardware y software de los vehículos autónomos protege tanto al personal como las mercancías, incluso cuando se mueven cargas pesadas.
  3. Menor dependencia (y coste) de mano de obra
    Los AGV ayudan a los trabajadores a realizar sus tareas a un ritmo más rápido o sustituyen a algunos de ellos.
    Si necesitas menos operarios, dedicarás menos tiempo (y dinero) a contratar, formar y fidelizar empleados.
    Los AGVs funcionan en condiciones ambientales extremas, las personas no.
  4. Bienestar de la mano de obra
    Dejar que las máquinas hagan la mayor parte del esfuerzo físico reduce los trastornos músculo-esqueléticos (TME) y los accidentes en el lugar de trabajo.
  5. Precisión
    Los AGV mueven paquetes con una precisión muy alta. Se pueden diseñar y programar para trabajar en un espacio limitado.
  6. Almacena el mínimo
    La optimización de la manipulación y el transporte de carga se traduce en entregas “justo a tiempo”. La planta funciona con las existencias necesarias, evitando el exceso de existencias.
  7. Productividad
    La reducción de errores y la entrega precisa de mercancías aumentan la eficiencia de la manipulación de carga.
    Cuando la productividad de un proceso mejora, aumenta la productividad de toda la operación de la planta.
  8. Uso óptimo del espacio
    Los vehículos son cada vez más flexibles y adaptados a tus necesidades. Automatizar procesos intralogísticos supone una mejor organización y optimización del espacio.
  9. Sostenibilidad
    Los vehículos disponibles son cada vez más eficientes, ofrecen un mayor rendimiento con un consumo energético más bajo.

¿Necesito un vehículo autónomo?

Piensa bien en el coste de oportunidad de no automatizar, en base a:

  • La ruta clave en tu proceso
  • La carga a transportar
  • Los empleados disponibles y necesarios para tu actividad presente y prevista
  • Circunstancias que requieran automatización

Este análisis te conducirá a ser consciente del punto de inflexión a partir del cual necesitas vehículos autónomos.

En conLógika analizamos tu situación y trabajamos en lo que le conviene a tu empresa. 

Contacta con nosotros.

¿Cómo escoger un vehículo autónomo?

Para determinar qué vehículo te conviene, considera:

  • El tipo y el peso de la carga a mover
  • Las dimensiones, fragilidad y estabilidad de la carga a transportar
  • La frecuencia de transporte
  • La disposición de sus instalaciones
  • El coste de la implementación

¿Qué tipos de vehículos autónomos hay?

Dicen que para gustos hay colores, piensa bien en tus necesidades, en el espacio de tu almacén, la mercancía a transportar y el proceso, para escoger entre:

  1. Vehículos de carga unitaria
  2. Vehículos de remolque
  3. Vehículos de carga ligera
  4. Carretillas elevadoras
  5. Vehículos personalizado/adaptado

¿Cuál es la mejor tecnología de navegación?

Los vehículos autónomos se mueven solos y con precisión. Para eso hay que guiarlos.

Aprende sobre tecnologías de navegación para saber cómo escoger el vehículo que encaje mejor con vuestras necesidades, características y restricciones.

  1. Cinta óptica – los vehículos tienen sensores ópticos para seguir el camino a lo largo de la instalación.
  2. Discos magnéticos – los vehículos están equipados con un sensor que les permite seguir la línea de puntos magnéticos.
  3. Guía inductiva (un cable portador de corriente) – Los vehículos detectan la inductancia del cable para identificar el camino que deben seguir.
  4. Guía láser (múltiples puntos de referencia fijos y tiras reflectantes) – El mapa del área a cubrir está en la memoria del vehículo, que utiliza láseres para triangular su posición actual (que determina cuando el láser refleja) y así determina hacia dónde debe ir. 
  5. Navegación GPS – El GPS se usa mayormente al aire libre, ya que en el interior de los almacenes tiene menor precisión.

Si tu vehículo circulará al aire libre, la navegación GPS suele ser la mejor opción. 

Si tu transporte de mercancías requiere movimientos muy precisos, la guía inductiva suele ser la mejor solución. 

Si el vehículo autónomo encontrará obstáculos en la ruta que deberá seguir, todas las demás opciones sirven.

¿Cómo saber si salen a cuenta los vehículos autónomos?

Vas a tener que considerar muchos elementos a la hora de hacer cuentas, si te planteas adquirir vehículos autónomos.

Uno de los más importantes consiste en medir tu productividad actual, para poder valorar el incremento en productividad que te aportará la automatización de un proceso o la parte de un proceso.

Otro elemento a tener en cuenta será el valor que tienes en mercancías (o stock), si bajas el nivel de stock, lo tendrás disponible.

No olvides que disponer de más espacio tiene implicaciones económicas. El coste por metro cuadrado o lo que puedes hacer en ese espacio.

¿Podrás reemplazar personal con el AGV? En ese caso eliminarás tanto el gasto laboral como su crecimiento año tras año.

De hecho, en lugar de volverse más costoso, el uso de AGV se vuelve más rentable con cada año que pasa: una vez que una máquina ha funcionado el tiempo suficiente para recuperar la inversión inicial, cualquier ganancia adicional que genere su uso es pura ganancia (excluyendo el costo de mantenimiento , reparación y consumo de energía).

El retorno de la inversión se puede ver en uno o dos años.

Ten en cuenta que la compra de vehículos autónomos no es la única opción, también se pueden alquilar.

Desde conlógika, podemos guiarte y asesorarte en la elección de las máquinas adecuadas de acuerdo a tus necesidades

A menudo nos encontramos con máquinas sobredimensionadas para determinados trabajos que se pueden cubrir con soluciones mucho más sencillas y por ende económicas. Por lo tanto, es fundamental realizar un buen estudio previo para poder determinar la/s máquina/s adecuadas. 

Afortunadamente, el mercado cada día ofrece mayor número de soluciones y cada vez más flexibles y eficientes, por lo la fase de análisis y estudio es imprescindible. 

Contacta con nosotros .

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.
contacta
close slider